martes, 5 de octubre de 2010

DIMES Y DIRETES


Muy buenas a todos!!

Me apetece hablaros hoy de comunicación y las malas interpretaciones, algo que en estos últimos años ha cambiado completamente.

Un topicazo: "Internet ha conseguido unir y comunicar a millones de personas en todo el mundo a tiempo real, y esto ha sido un cambio tan grande, que da igual en donde vivas o lo que hagas, gracias a esta  herramienta, se ha facilitado el poder hacer cualquier cosa, en cualquier parte".

Viajar físicamente, también se ha democratizado, y las distancias hoy, son  más una barrera psíquica, que real.

Pero de lo que quería hablaros hoy, es de las opiniones y las declaraciones en medios. Del "si yo hablé de esto", del "si esto no fue lo que dije", de los bulos, y otras cosas que se suelen publicar muchos medios en busca de una noticia sensacionalista, que salga en portada de algún periódico al día siguiente.

Opino que hay dos profesiones en estos últimos tiempos, realmente prostituidas:

Una es la de la fotografía, ya que hoy parece que todo el mundo con una cámara decente y cuatro nociones básicas sobre esta profesion, puede considerarse un buen fotógrafo. Lo siento mucho por los fotógrafos profesionales, es un claro ejemplo de profesión en la que como no te diferencies en algo, estás perdido.

La otra es la del periodista, una profesión afectada, con la proliferación de medios digitales y redes sociales, blogs, y otros medios. Creo que ya no hace falta tener ningún título en periodismo para que lo que digas sea verdad. De hecho, creo que los que más mienten son los propios periodistas (de los deportivos, sin comentarios...). Hoy todo el mundo cuelga noticias, todo el mundo escribe, y la reputación cada uno, se la va ganando como puede con sus palabras.

Este post surgió porque ayer, leí una noticia en un medio de prensa en la que decía algo que un famoso no había dicho,y enseguida se propagó. Como ocurre muchas veces, malinterpretaron sus palabras, por lo que tardó 10 minutos en desmentirlo en su Twitter personal, y todos sus seguidores,(entre los que me encontraba), pudieron leerlo al momento sin temor a confusiones.

Y claro, al final, pues te crees lo que diga la propia persona, sin enlaces ni  intermediarios. Twitter tiene la posibilidad de verificar las cuentas de sus titulares, por lo que la suplantación de identidad de un famoso no es posible. (si bien puede que sea su equipo de asesores el que le escriba, pero aun así serán personas de su confianza personal).

Creo que, entre tanto dime y direte y noticia sensacionalista que buscan afanadamente los periodistas, al final, todos los famosos, cantantes, actores, futbolistas, artistas, políticos, escritores, y demás personajes relevantes acabarán usando su Twitter, como herramienta única de comunicación, (de hecho, la mayoria ya lo está haciendo) sin errores, sin cambiar sus palabras.

"Si quieres saber algo de mí, lo que digo, o lo que hago, lee mi Twitter",dirán. Creo que van a facilitar mucho el trabajo a los medios.Y los intermediarios, se verán gravemente afectados.

Tienes 140 caracteres para escribir, más que suficiente para decir lo que tengas que decir. Y todos dirán:"Si quieres saber algo de mí, búscame en twitter y leeme".

Un saludo a todos!!

Jano1880

1 comentario:

Laura dijo...

Estoy de acuerdo, pero es muy peligroso, ahora afecta a estas profesiones, pero que será lo siguiente?