jueves, 9 de abril de 2009

EL MARATON DE NUESTRAS VIDAS...



Muy buenas a todos!!!,

Filípides, un soldado de origen griego, murió de fatiga tras haber corrido 40 km desde Maratón hasta Atenas, con el fin de anunciar la victoria sobre el ejército Persa.
En su honor, se celebra la prueba de Maratón, prueba clásica en los Juegos Olímpicos y celebrada anualmente en otras ciudades del mundo, Barcelona, Nueva York, Berlín, Madrid…

La distancia de la prueba en cuestión, son 42.195 metros, digo esto porque no es lo mismo 40km que 42km, esos últimos dos km pueden ser una auténtica pesadilla…

Hago esta breve introducción, porque el otro día tuve el placer de participar en una prueba de maratón de la que hablo. Bueno, realmente la prueba era de Medio Maratón (21.097 metros), pero para alguien que nunca había corrido más de 7-8 km, era toda una proeza…
Me preparé unas semanas y lo conseguí, la verdad es que nunca hubiese imaginado realizarla, y el placer al cruzar la meta, recompensa el esfuerzo del entrenamiento.
Opino que la prueba de Maratón tiene muchas cosas en común con nuestras vidas. La vida es una carrera de fondo, de constancia y tesón, como un largo maratón, y se parece poco a una prueba de explosión, como la de 100 metros lisos.

Por bien que estés preparado física, formal y personalmente, llega un momento en la carrera y en la vida, en que seguir y terminarla es una cuestión de decisión y voluntad.
En nuestras vidas puede ocurrir lo mismo, hay muchos obstáculos que pueden hacer desviarnos del camino que trazamos, pero seguir y terminar depende de nosotros mismos. Durante el periodo de entrenamiento hemos de ser estrictos para cumplir el plan trazado, y no se debe abandonar ningún día (la constancia debe vencer a la pereza, llueva, haga frío o calor).

Perseverancia, equilibrio y regularidad son adjetivos, apropiadas tanto para la carrera como para la vida; de nada sirve correr un kilómetro por debajo de cuatro minutos si los siguientes los haces en más 6min.
De nada sirve haber triunfado en alguna época de nuestras vidas si en años venideros tiramos por la borda todo lo conseguido.

Los corredores saben, que hay un momento (a mi me ocurrió pasado el Km 17) donde te encuentras con algo llamado "la pared" o "el muro". Llegar hasta ahí, es cuestión de entrenamiento y preparación física; pero superarlo y proseguir (y terminar) no tiene que ver con el cuerpo, sino con la mente. Una vez se supera, sabes que puedes llegar a la meta.
Cruzar la meta es toda una experiencia, sobre todo la primera vez. Personalmente creo que correr un maratón (medio en mi caso), con todo lo que se aprende y se gana, es algo que todo el mundo debería de hacer por lo menos una vez en la vida.

Mi próximo objetivo será correr el Maratón entero, (42km), lo pienso ahora y me echo a temblar….Pero todo camino comienza con un primer paso, y habrá que ponerse a ello!!.
Un saludos a todos y felices días santos, para todos los santos, y vacaciones para los que no son tan santos…!!!
jano1880@hotmail.com

2 comentarios:

Alejandro Godoy Gonzalez dijo...

Jano, me ha encantado la comparación que has hecho.
Toda la mitología que rodea al poder de la mente, una vez que el factor físico desaparece.
Desde hace tiempo estoy pensando en hacer una medio y lo cierto es que has reavivado mi llama.

Cuidate campeón.

Alejandro Godoy Gonzalez dijo...

Espero que sean las meigas las que te susurran mis celebraciones conyugales.
Mas dejao muerto, con las patas pa arriba.
plassssssssss.
Ya me contarás.........??????¿¿¿¿¿¿¿¿??????¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿